recursos para periodistas

Cómo presentar una desmentida de un contenido falso

1

Aclarar desde el título cuando algo es falso y no recurrir a títulos con pregunta u otras formas que podrían resultar ambiguas en caso de que la persona no lea la nota.
2

Dejar muy claro cuál es la información correcta y explicar cómo se llega a esa conclusión. Esto ayuda a hacer el contenido más convincente y además permite mostrar procesos que pueden ser útiles para la audiencia en el futuro.
3

Poner toda la evidencia disponible, para hacer el chequeo lo más sólido posible y poder convencer a quienes hayan creído en ella desde distintos ángulos.
4

Hacerlo de forma empática, no ridiculizar a quienes creyeron la desinformación.
5

Explicar por qué algo se chequea, por ejemplo mostrando su viralización. Es posible que las desinformaciones sólo circulen en ciertos grupos y por lo tanto parte de la audiencia no haya estado expuesta a ella y le sirva saber las razones por las que se chequea.
6

Ponerle sellos de falso o la calificación que corresponda a imágenes o fotos para que no se pueda utilizar para seguir difundiendo la desinformación.
7

No linkear directamente a sitios que contienen la desinformación, para no dirigir a la audiencia a sitios poco confiables.
Comunicar los chequeos en internet